Map 1804891 1920 hans pixabay
Hans/Pixabay

Éstos son los hombres fuertes de Europa oriental

06/02/2018  •  de latrompeta.es
Las actuales tendencias políticas en Europa están sorprendentemente alineadas con las profecías de la Biblia.
 

Los burócratas de la Unión Europea están luchando para hacerle frente a un nuevo tipo de líder: uno que no es sofisticado, multicultural ni gerencial. No es suave, no procura el consenso ni se cuida de no ofender. Es fuerte. Es patriota. Es decisivo. Es todo lo que la Comisión Europea en Bruselas no es. Los burócratas europeos lo odian. Sin embargo, este tipo de líder está surgiendo en un país tras otro. Les guste o no a los burócratas, estos hombres fuertes son el futuro de Europa.

Jaroslaw Kaczynski de Polonia

El poder detrás del trono

Jaroslaw Kaczynski, junto con su hermano gemelo Lech, es otro fundador clave de este nuevo movimiento.

En 2001 ellos fundaron juntamente el partido Ley y Justicia en Polonia. Jaroslaw estuvo en el poder desde julio de 2006 hasta noviembre de 2007, antes de que su partido perdiera la mayoría en el parlamento.

Ganaron otra vez en 2015, convirtiéndose en el primer partido en obtener una mayoría absoluta en la historia poscomunista polaca; y ahora tienen tanto la presidencia como el cargo de primer ministro.

Kaczynski no ocupa ninguna de estas posiciones; él solamente dirige el partido. Pero como señaló el Guardian en 2016: “El presidente Andrzej Duda y la primera ministra Beata Szydlo están totalmente comprometidos con su mecenazgo”. El Financial Times y Deutsche Welle lo llamaron “el hombre más poderoso en Polonia”. A menudo se refieren a él como el verdadero poder detrás del trono.

Los polacos conocen el poder de Kaczynski sobre el gobierno, y muchos ponen su esperanza en él personalmente. Un canto común en sus mítines es “Jaroslaw sálvanos”.

Kaczynski se ha movido para reducir los controles y contrapesos en la rama ejecutiva con el fin de restringir el poder de los jueces. También logró tomar el control de la emisora pública de Polonia que estaba en poder de los izquierdistas.

El enfoque de su partido es similar al de Viktor Orbán. Su partido pide una “Cuarta República” que reemplace el actual sistema de gobierno de Polonia. De hecho, Kaczynski una vez dijo abiertamente que pretendía “traer Budapest a Varsovia”, siendo esto una promesa de copiar las estrategias de Orbán.

Kaczynski también tiene los mismos valores cristianos. “Queremos restaurar un orden moral”, dijo él. En mayo de 2017, el ministro del interior polaco Mariusz Blaszczak dijo que la presencia de la población de refugiados mayoritariamente musulmana es una “bomba de tiempo” en Europa.

Al igual que Orbán, Kaczynski es objeto de críticas histéricas por parte de los izquierdistas en todos lados. Y como con Orbán, hay poca o ninguna evidencia de que él esté siendo antidemocrático: muchos polacos apoyan su consolidación de poder y no se le acusa de interferir en las elecciones. Sin embargo, él es un nuevo tipo de líder europeo: un hombre fuerte que pone a Polonia primero.

Viktor Orbán - Hungría

El nuevo estándar de Europa

Hungría ha sido el pionero de esta tendencia. Viktor Orbán fue primer ministro por primera vez entre 1998 y 2002. Pero es su segunda encarnación la que es más significativa. En 2010, en medio de una crisis financiera mundial, él condujo a su partido Fidesz a una victoria abrumadora.

Su método de gobierno se ha convertido en la plantilla estándar del hombre fuerte; es el referente usado para juzgar a otros líderes fuertes de Europa.

El principio rector de Orbán es simple: Hungría primero. Él persigue el interés nacional de su país y presta poca atención a la Unión Europea, a la creación de consenso y al multilateralismo. Orbán estaba poniendo a Hungría primero mucho antes de que apareciera Donald Trump. La UE alienta a sus países miembros a compartir la carga, a unirse y aceptar a los migrantes, sufriendo individualmente por el bien común. Orbán no concuerda con eso. “Defender las fronteras es una responsabilidad nacional”, dijo el pasado junio. “Como Estado, uno debe proteger sus propias fronteras. Yo no creo en una solución europea”.

Orbán también ha concentrado poder político en su cargo. Él ha dicho abiertamente que los controles y contrapesos son “una invención de EE UU” y que no funcionan en Europa. Y no es mero hablar, porque él ha hecho aprobar cambios a la Constitución húngara con el fin de eliminar restricciones a su poder sobre el resto del gobierno.

Él además aumentó el poder del gobierno sobre el pueblo de Hungría. Ha expulsado a empresas extranjeras y ha renacionalizado una serie de industrias incluyendo el gas natural, electricidad, fondos de pensiones, agua, reciclaje y muchos bancos.

Asimismo, Orbán ha virado su política a la derecha, tomando ideas y lenguaje del partido derechista Jobbik de Hungría.

Él es uno de los líderes cristianos más francos de Europa. Habla de “crear una Hungría cristiana dentro de una Europa cristiana”. Su oposición a la inmigración se deriva de dicha identidad. En 2015, con una franqueza característica, dijo: “Creo que tenemos derecho a decidir que no queremos un gran número de musulmanes en nuestro país”.

Orbán pide un nuevo estilo de gobierno. En su discurso más famoso, dado en julio de 2014, dijo: “El nuevo Estado que estamos construyendo en Hungría es un Estado iliberal, o sea, un Estado no liberal. No rechaza los principios fundamentales del liberalismo tales como la libertad, y podría enumerar algunos más, pero no hace de esta ideología el elemento central de la organización estatal, sino que incluye un enfoque nacional diferente y especial”.

En su libro, Orbán: Europe’s New Strongman (Orbán: El nuevo hombre fuerte de Europa), Paul Lendvai dijo que Orbán está creando la “Democracia tipo Führer de Hungría”. “Después de siete años continuos de gobierno del Fidesz, y a la luz de todas las encuestas de opinión, incluso los críticos más feroces de Viktor Orbán reconocen que a la edad de 53, su posición parece invulnerable”, escribe. “Su poder personal ilimitado prácticamente no tiene rival en Hungría, ni está bajo amenaza por la UE”.

Izquierdistas de todo el mundo odian lo que Orbán hace, y eso influye en gran parte de sus reportajes de él, en los cuales se observa mucha hipocresía. En casi todas las naciones occidentales, la izquierda llena puestos de trabajo del gobierno con personas que están de acuerdo con ellos. Cuando Orbán hace lo mismo, la izquierda pone el grito en el cielo.

Sin embargo, es importante señalar que pocos acusan a Orbán de ser antidemocrático. El hecho es que su enfoque es popular. Cuando los tiempos son difíciles, la mayoría está contenta con un poco menos de libertad, y con un poco más de fuerza. Muy a menudo las personas miran a Orbán a través de la lente de su propia ideología personal. Pero ambas partes pueden estar de acuerdo en que Orbán representa un nuevo tipo de “democracia de hombre fuerte”. Las connotaciones históricas en la frase “democracia tipo führer” son injustas. Pero aparte de eso, aquella es una buena descripción del régimen nuevo de Hungría primero que Viktor Orbán está construyendo.

Sebastian Kurz - Austria

El mesías del Danubio

En octubre, ingresaron nuevos miembros al Club Hombre Fuerte, entre ellos Sebastián Kurz. Este niño prodigio de 31 años ganó las elecciones nacionales de Austria el 15 de octubre, y está trabajando para formar una coalición gobernante.

Al momento de escribir esto, él aún no ha pasado su primer día en el cargo de la Cancillería Federal, pero ya tiene un poder considerable debido a su elección y su autoridad dentro de su partido. Cuando el Partido Popular de Austria le ofreció la presidencia en mayo, él puso condiciones. Solo tomaría el cargo si se le concedía una autoridad personal sin precedentes; él tendría poder para designar a todos los ministros y nominar candidatos para el parlamento, incluso si pertenecían a un partido diferente. Su partido estuvo de acuerdo y él (casi sin ayuda de fuera) los condujo a la victoria.

De hecho, los candidatos no representaban al “Partido Popular de Austria”; estaban en la boleta electoral como miembros de “la lista de Sebastian Kurz”. La nueva administración claramente estará en deuda con Kurz personalmente.

The European dijo que Kurz era “como un Ferrari entre los políticos”. Otros medios lo llaman el “Mesías del Danubio”.

Sirviendo como ministro de asuntos exteriores antes de las elecciones, Kurz (casi sin ayuda) redujo el impacto de la crisis migratoria. En febrero de 2016, ayudó a organizar los Estados balcánicos para bloquear a los refugiados que viajaban desde Grecia y Turquía hacia Austria.

El manifiesto de Kurz pidió una ofensiva contra el “islam político” y la inmigración. El Partido de la Libertad de Austria, su probable socio de coalición va más allá y dice que “el islam no tiene lugar” en Austria. La plataforma es clara y popular: Austria primero.

Andrej Babis - República Checa

El hombre antisistema

El segundo nuevo integrante del Club Hombre Fuerte, Andrej Babis, ganó las elecciones nacionales en la República Checa el 22 de octubre, con casi el 30 por ciento de los votos. Su rival más cercano ganó sólo el 11 por ciento.

Al igual que los otros hombres fuertes, Babis hizo una campaña antisistema como líder del partido a•n•o, que apenas tiene seis años. “a•n•o” significa “sí” en checo, y también es el acrónimo de Acción de Ciudadanos Insatisfechos. Los checos dijeron a derrocar el sistema, otorgando poder a un nuevo partido con Babis a la cabeza.

¿Cómo ejercerá Babis su nuevo poder? Él ha indicado que quiere desmantelar los controles y contrapesos de la República Checa y abolir el senado y el gobierno regional. Su plataforma se enfocó en oponerse a la inmigración y reducir la influencia de la Unión Europea sobre los asuntos checos, y también se enfocó en él. Rob Cameron de la bbc escribió: “Su mensaje a los votantes parece haber sido escuchado: que solamente él podría sanar los males del sistema político y económico checo, que solamente él podría decapitar la hidra de la corrupción, que solamente él podría defender los intereses nacionales checos. Ellos le entregaron un mandato contundente. Él de verdad ha aplastado a sus rivales” (22 de octubre de 2017).

Como muchos otros en esta lista de hombres fuertes, Babis admira abiertamente a Viktor Orbán. Mientras Orbán pone a Hungría primero, Babis pondrá a la República Checa primero.

Robert Fico – Eslovaquia

No al islam

Robert Fico es el hombre fuerte de Eslovaquia, siendo primer ministro del país desde 2006, excepto por un período de dos años desde 2010 hasta 2012.

Él no encaja en esta lista tan cómodamente como los demás. Es izquierdista, pero no tiene miedo de trabajar con la extrema derecha. Más importante aún, él es un nacionalista.

Su nacionalismo lo lleva a enfrentarse a Bruselas. Y se ha convertido en uno de los más francos críticos de Europa del islam y los refugiados musulmanes. En mayo de 2016, dijo: “No quiero ver una comunidad musulmana en Eslovaquia (…). No queremos cambiar las tradiciones de este país, que se basan en la tradición cristiana”.

“El islam no tiene cabida en Eslovaquia”, dijo. Eslovaquia primero.

¿Son estos los reyes de Europa?

La Trompeta ha pronosticado consistentemente el ascenso de un hombre fuerte en Alemania, un rey dictatorial. Muchos pasajes de la Biblia hablan sobre este rey. Puede leerlos en “Wanted: ¡A Leader for Europe!” (Se busca: ¡un líder para Europa!), en la edición de noviembre-diciembre de 2017 (disponible en inglés en theTrumpet.com/16405).

En nuestro folleto gratuito A Strong German Leader Is Imminent (Un líder alemán fuerte es inminente), Gerald Flurry, el jefe de redacción de la Trompeta, escribe: “Este próximo gobernante podría literalmente ser llamado rey, y aún si eso no pasa, así lo califica la Biblia. Cuando la Biblia habla de un rey, en la mayoría de los casos está indicando que no se trata de un gobierno democrático. Incluso sin ese título, él va a liderar como un rey. Esta visión en Daniel muestra que el imperio europeo está a punto de volverse mucho más autoritario”.

Pero la Biblia también profetiza que habrá un grupo de líderes fuertes bajo este hombre: ¡un grupo de reyes!

Apocalipsis 17 describe una bestia que simboliza un gran imperio europeo. Esta bestia tiene 10 cuernos. Apocalipsis 17:12-13 dice: “Los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia”.

Esta profecía describe un poder europeo moderno que será gobernado por 10 reyes similares, líderes autoritarios que tienen poder, el cual entregan a un rey aún más fuerte.

Note que estos hombres tienen “un mismo propósito”. Piensan igual.

Los primeros versículos de Apocalipsis 17 muestran que esta bestia es cabalgada por una mujer, un símbolo de una iglesia falsa. Ya hemos visto cómo todos estos líderes enfatizan la herencia cristiana de sus naciones, y quieren mantener alejados a los musulmanes.

Estos líderes pudieran tener la misma visión del mundo pero de todos modos, representan naciones con sus propios intereses nacionales. Por esto en Daniel 2:42 dice que este poder “será en parte fuerte, y en parte frágil”. A pesar de su pensamiento similar, no se combinan perfectamente.

Diez dedos, dos pies

Daniel 2 nos da otro detalle importante acerca de estos 10 reyes. Describe una enorme estatua de un hombre, compuesta por cuatro partes, cada una representando un poderoso imperio (versículos 37-40). Estos cuatro imperios reinarían, uno después del otro, hasta que Dios establezca Su propio imperio, Su Reino gobernando sobre toda la Tierra (versículo 44).

El primer imperio, representado por la cabeza de oro de la imagen, según nos dice la Biblia, era la antigua Babilonia. El siguiente, simbolizado por el pecho y los brazos de plata, fue el Medo-persa, como lo podemos ver fácilmente en la historia. Éste fue seguido por el Imperio Greco-macedonio de Alejandro Magno, simbolizado por el vientre y muslos de bronce. La última parte de la estatua eran las piernas de hierro, representando al Imperio Romano.

La división del Imperio Romano en dos piernas, o partes, se confirma en la historia por el hecho de que la antigua Roma tenía dos capitales, Roma y Constantinopla.

Roma cayó hace mucho tiempo, pero las potencias europeas han tratado continuamente de revivirla, con hombres desde Carlomagno hasta Napoleón y Hitler que afirman gobernar en lugar de los césares de antaño. (Para más información sobre estas resurrecciones del Imperio Romano, lea nuestro libro gratuito The Holy Roman Empire in Prophecy [El Sacro Imperio Romano en profecía, disponible solo en inglés]).

La división de este imperio en dos piernas continúa hasta el final. La imagen tiene 10 dedos de los pies, símbolo de que el imperio estaría compuesto por 10 reyes. Esto agrega un detalle importante. Estos reyes estarían separados: cinco vendrían de Europa occidental y cinco del oriente.

Basado en esta profecía, Herbert W. Armstrong pronosticó durante décadas que varias naciones en Europa central y oriental se separarían del yugo detrás de la Cortina de hierro. En 1980, el Sr. Armstrong escribió: “¿Se liberará Polonia de la dominación soviética y se unirá a Yugoslavia, Rumania y posiblemente Checoslovaquia —y con Alemania, Italia, Francia, España, Portugal y Austria— en un resucitado ‘Sacro Imperio Romano’ medieval para dominar Europa e igualar a la urss y a Estados Unidos en poder mundial?” (carta a los miembros y colaboradores, del 27 de agosto de 1980).

¿Implica el simbolismo en Daniel una división entre los 10 reyes? ¿Un grado de separación entre los cinco reyes del oriente y los cinco del occidente? ¿Podrían las dos mitades de este imperio unirse como grupos separados de cinco, antes de fusionarse para formar el todo? El jefe de redacción de la Trompeta, Gerald Flurry, ciertamente ha sugerido tal formación.

“La historia revela lo que significan las dos piernas, puesto que el Imperio Romano se dividió, con su capital occidental en Roma y su capital oriental en Constantinopla (actualmente Estambul, Turquía)”, escribió él en 2014. En el mismo artículo, dijo: “Yo creo que la pierna oriental podría formarse en solo meses”.

“La pierna oriental e incluso partes de la pierna occidental de ese imperio están comenzando a formarse”, escribió (Trompeta, julio-agosto de 2014).

La Pura Verdad de enero de 1986 planteó posibilidades similares: “Observe además que las antiguas profecías de Daniel representan este sistema como una imagen humana de pie sobre dos piernas. (…) Por lo tanto, es probable que el próximo Imperio Romano reconstituido también esté compuesto por dos partes distintas pero cooperativas: una que comprenda naciones de Europa occidental y otra que incorpore naciones liberadas del dominio soviético en Europa oriental. (…) Dado el hecho de tener cinco dedos en cada pie, es posible que cinco entidades provengan de Europa occidental y cinco del oriente”.

Curiosamente, cuatro de cinco de estos reyes ya mencionados pertenecen al mismo club, a un grupo regional de naciones llamado el Grupo de Visegrado, y el quinto está pensando en unirse (lea ‘El Grupo de Visegrado’).

Una tendencia que vigilar

Los cinco reyes discutidos en este artículo pudieran no ser los cinco finales, y puede que estos cinco países no sean los que están en la pierna oriental. Austria, especialmente, podría encajar mejor en la pierna occidental.

Pero como sea que se desarrollen estos eventos, vemos un movimiento claro hacia algo que se parece mucho a lo que describe la profecía bíblica. Los países de toda Europa quieren hombres fuertes. Hombres con carisma personal y poder personal, están asumiendo el cargo. Los votantes están dispuestos a entregarles a estos hombres una autoridad sin precedentes: a convertirlos en “reyes”. Y estos hombres quieren combinarse en un grupo regional de líderes afines.

La popularidad de estos hombres se ha extendido más allá de Europa oriental, especialmente en Alemania. Die Presse escribió que Sebastian Kurz “también tiene muchos seguidores leales en Alemania, especialmente en Baviera. Con su aparición en los programas de entrevistas de ard y zdf, él ha llenado el vacío dejado por la partida involuntaria de Karl-Theodor zu Guttenberg” (16 de mayo de 2017, traducción de Trompeta). La Unión Social Cristiana de Alemania ha procurado apoyar a Viktor Orbán, incluso cuando Angela Merkel lo critica.

¡La pierna oriental de Europa se está formando ante sus ojos! La pierna occidental se está preparando para formarse. Ya casi podemos ver los 10 dedos de la imagen de Daniel 2.

Daniel 2 dice que “en los días de estos reyes”, estos reyes que estamos empezando a ver ahora mismo, “el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre” (versículo 44).

¡Parece que estamos viendo surgir a estos mismos reyes! La Biblia es clara en cuanto a que estos reyes causarán mucha destrucción. Pero al mismo tiempo, está claro que, durante los días de estos reyes, Jesucristo regresa. Nos estamos acercando increíblemente a ese día. 

Newsletter_ES