Sunset3

iStock.com/Alexsava

¿Estamos en el tiempo del fin? Esta profecía crucial del tiempo del fin dice que sí

25/09/2018  •  de latrompeta.es
Una señal del regreso de Jesucristo que usted no debe ignorar.
 

Muchos hoy están preocupados por los dramáticos eventos mundiales. Incluso se preguntan si estos acontecimientos son los mismos que la Biblia dice que sucederán en el “tiempo del fin”. Más personas se están interesando en la profecía bíblica.

El problema es que la profecía bíblica puede ser malinterpretada. De hecho, casi siempre es malinterpretada. Muchas personas han hecho predicciones falsas acerca del fin del mundo basadas en su concepto erróneo de la profecía.

Cuando estaba aquí en la carne, Jesucristo mismo lo profetizó. Y también dio una serie de señales que observar para que los verdaderos cristianos pudieran saber cuándo estas profecías, estas profecías del tiempo del fin, ocurrirían.

Aquí veremos una profecía bíblica notable que le mostrará dónde estamos en los eventos del tiempo del fin.

Es una promesa clara y audaz, directamente de Jesús mismo.

Una visión del retorno de Cristo

Durante Su ministerio terrenal, Jesús llevó a tres discípulos -Pedro, Santiago y Juan- a un monte alto. Allí, algo extraordinario sucedió: Él fue “transfigurado delante de ellos”: ¡Su rostro resplandeció como el sol y sus vestidos se hicieron blancos como la luz! (Mateo 17:1-2).

Con Jesús aparecieron Moisés y Elías, dos gigantes espirituales del Antiguo Testamento que serán resucitados en el Reino de Dios cuando Cristo vuelva. Entonces una nube de luz apareció en lo alto, desde la cual una voz dijo: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia. ¡Escúchenlo!”. ¡La experiencia fue tan vívida que los discípulos cayeron sobre sus rostros con gran temor! Jesús les dijo que no temieran y cuando levantaron la vista, Moisés y Elías se habían ido, y todo había vuelto a la normalidad (versículos 3-8; versión New King James).

¡Esta fue una visión de la Segunda Venida, el evento más grandioso en la historia del universo, la culminación de toda la profecía del tiempo del fin! La Biblia describe este evento marcando el final de esta era del hombre y el comienzo del gobierno de Dios sobre la Tierra.

Después que los discípulos vieron esta visión, ¿qué fue lo primero que le preguntaron a Jesús? Ellos preguntaron sobre una profecía en el libro de Malaquías del Antiguo Testamento.

“Y sus discípulos le preguntaron, diciendo: ‘¿Por qué entonces los escribas dicen que Elías debe venir primero?” (versículo 10; versión nkj).

Preparándose para el retorno de Cristo

Malaquías 4:5 dice: “He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de [el Eterno], grande y terrible”.

Esto es lo que pensaron los discípulos después de ver una visión de la Segunda Venida de Cristo. Esta profecía predice un evento específico que ocurriría justo antes del “día del Eterno grande y terrible”, hablando de los eventos catastróficos del tiempo del fin que sucederán inmediatamente antes de que Cristo regrese. Dios profetizó que, antes de estos eventos, Él enviaría a “Elías el profeta”.

Una vez que este “Elías” enviado por Dios venga, el Día del Señor es inminente, ¡y entonces sucede el retorno de Jesucristo!

¡Esta es una profecía muy específica, importante y poderosa!

Está conectada a otra profecía en Malaquías: “He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí…” (Malaquías 3:1). Esto también está hablando acerca de un hombre a quien Dios usaría para preparar para [la segunda venida de] Cristo. De hecho, es el mismo hombre que se describe en Malaquías 4:5.

Ver una visión gloriosa de la Segunda Venida trajo esta profecía de Malaquías a la mente de los discípulos. Ellos sabían que se decía que un hombre como Elías vendría primero, inmediatamente antes del Día del Señor y del retorno de Cristo.

¿Cómo respondió Jesucristo su pregunta? “A la verdad, Elías viene primero, y restaurará todas las cosas” (Mateo 17:11).

¡Cristo lo confirmó y hasta le añadió a la profecía de Malaquías! Sí, un hombre como Elías definitivamente vendría a preparar el camino para la Segunda Venida de Cristo. Y exactamente ¿cómo prepararía el camino? ¡Él “restauraría todas las cosas”!

¿Qué significa “restaurar todas las cosas”?

El apóstol Pedro explicó que cuando Cristo vuelva, Él “restaurará todas las cosas”: “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio; y Él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo” (Hechos 3:19-21).

Jesucristo restaurará todas las cosas a todos en la Tierra: a los miles de millones de personas inmersas en religiones falsas o en ninguna religión que no han conocido las doctrinas verdaderas del Dios verdadero. ¿Cómo, entonces, podría este Elías del tiempo del fin “restaurar todas las cosas”? Él viene antes que Cristo y restaura todas las cosas pero no al mundo entero, sino a la verdadera Iglesia de Dios.

Dios ha estado preparando por mucho tiempo para el retorno de Jesucristo y la restauración de todas las cosas al mundo entero. Él ha sentado las bases, ha orquestado detalles y llamado a individuos específicos para cumplir roles específicos. Cristo mismo hizo gran parte de la preparación para esta restauración en Su primera venida. En ese tiempo, Él fundó la Iglesia de Dios, un grupo de personas a las que llamaría a salir de este mundo para apoyar la obra de proclamar Su evangelio.

Uno de los últimos preparativos de Dios sería enviar a Elías a restaurar todas las verdades básicas de Dios a Su verdadera Iglesia. Este sería un gran paso hacia la restauración de las verdades de Dios al mundo entero.

Esta profecía, directamente de Jesucristo, es una profecía crucial del tiempo del fin. De hecho, el jefe de redacción de Trompeta Gerald Flurry la llama “la profecía más crucial del tiempo del fin”. Él escribe: “Esa visión dada a Pedro, Juan y Santiago está relacionada directamente con la llegada de un Elías en el tiempo del fin, ¡justo antes de que Cristo regrese! (…) Esta es una señal al mundo de que el retorno de Jesucristo es inminente. Cuando ‘todas las cosas’ son restauradas, ¡ese es el comienzo del fin!” (Las epístolas de Pedro, una esperanza viviente ).

Qué señal tan invaluable. ¡El mundo entero debería estar vigilando la llegada de este Elías del tiempo del fin! ¡Cuando usted lo reconozca, sabrá que queda muy poco tiempo antes del terrible Día del Señor y el glorioso regreso de Jesucristo!

Un tipo del primer siglo

Mateo 17 contiene otro detalle importante. Cristo entonces dijo: “Pero les digo que Elías ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con él todo lo que quisieron. Así también el Hijo del Hombre está ‘a punto de sufrir en sus manos’. Entonces los discípulos comprendieron que les había hablado de Juan el Bautista” (versículos 12-13; versión nkj).

Así que Cristo confirmó lo que profetizó Malaquías, y lo que los escribas y los discípulos creían: que un hombre como Elías prepararía el camino para la venida del Jesucristo glorificado. Pero lo que ellos no se dieron cuenta era que un hombre como Elías ya había venido en su tiempo, antes del ministerio de Jesús.

Antes del nacimiento de Juan, un ángel reveló que él vendría “en el espíritu y poder de Elías” (Lucas 1:13-17; versión nkj).

El profeta Elías vivió más de 800 años antes de Cristo. El reprobó a la nación de Israel por su paganismo y dirigió a la gente al Dios verdadero. El nombre de Elías significa “mi Dios es Dios”. Después, en el primer siglo, Dios usó a Juan el Bautista de una manera que comparó con la forma en que Él había usado a Elías. Juan expuso la falsedad de las religiones de su tiempo en preparación para la primera venida de Jesucristo (Dios en la carne).

Pero Jesús prometió (y la profecía repetidamente lo confirma), que Él vendría de nuevo, la segunda vez en poder.

Y en esta conversación con Sus discípulos, Cristo estaba diciendo que otro hombre como Elías “a la verdad viene primero”, antes de Su segunda venida. Lo que Juan el Bautista hizo en preparación para la primera venida de Cristo fue solo un tipo de la obra que debe ser hecha por Elías el del tiempo del fin, en preparación para Su Segunda Venida.

Herbert W. Armstrong habló sobre esta profecía en un sermón histórico, el 17 de diciembre de 1983: “Así como Juan el Bautista fue el mensajero físico en el desierto físico del Jordán, así habría un mensajero con un mensaje, con una voz clamando en el desierto espiritual del siglo xx moderno”, dijo, “preparando el camino para (…) que Jesús venga a Su templo espiritual [hablando de la Iglesia] (…) esta vez para establecer el Reino de Dios y gobernar”.

Cristo dijo que este Elías “restauraría todas las cosas”. Luego el Sr. Armstrong señaló: “Ahora bien, Juan el Bautista no restauró nada. Ellos ya sabían acerca de la ley, y él los llamó al arrepentimiento; pero él no tuvo que darles sermones acerca de lo que es toda la ley. Ellos lo sabían. Él simplemente los llamó a arrepentirse y cambiar su rumbo, y los bautizó”.

La parte de la declaración de Cristo sobre “restaurar todas las cosas” está en el corazón de lo que hace que ésta sea una profecía crucial del tiempo del fin.

Hay muchas profecías del tiempo del fin, y la gente naturalmente tiende a enfocarse en las que son acerca de guerras y rumores de guerras, terremotos y desastres sobrenaturales. Algunas personas se enfocan en cosas como las lunas de sangre.

Pero ésta es la profecía en la que Jesucristo se enfocó.

Esta profecía está conectada directamente con Su segunda venida. Él dijo que este hombre restauraría toda la verdad dentro de la Iglesia justo antes del Día del Señor. ¡Esta es una señal que usted no debe ignorar de la cercanía del retorno de Cristo!

¡Y lo que hace que esto sea aún más importante es que esta profecía ya ha sido cumplida!

Ya cumplida

Hubo un hombre que cumplió este papel preparatorio en el tiempo del fin, un hombre que sí “restauró todas las cosas”.

Ese hombre fue Herbert W. Armstrong.

El Sr. Armstrong restauró todas las doctrinas fundamentales de la verdad de Dios a la verdadera Iglesia de Dios en el curso de su ministerio de 57 años.

Obviamente que decir esto es hacer una afirmación extraordinaria. Pero usted puede examinarla y verificarla por sí mismo.

Cuando Cristo fundó Su Iglesia en Su primera venida, prometió que las puertas de la tumba no prevalecerían contra ella (Mateo 16:18). Dios ha guardado esa promesa. Desde aquel entonces, Su Iglesia ha sobrevivido por 2.000 años, aunque siempre ha sido una “manada pequeña” como dijo Cristo, no una organización grande y poderosa (Lucas 12:32). Sin embargo, después del primer siglo, la feroz oposición impidió que la Iglesia predicara el evangelio verdadero al mundo. Una iglesia “cristiana” falsa surgió, y creció en poder y en hostilidad contra la Iglesia verdadera. Con el tiempo, perseguidos y debilitados por la persecución, la Iglesia de Dios perdió muchos puntos de la verdad y la doctrina.

Apocalipsis 2 y 3 profetiza sobre la Iglesia del Nuevo Testamento pasando por siete eras en los 2.000 años entre su fundación y el día presente. Dios llamó al Sr. Armstrong al final de la quinta era, llamada la era Sardis (Apocalipsis 3:1-6). Esta Iglesia había perdido mucho de la verdad. Cristo dijo de ella: “Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; (…) guárdalo, y arrepiéntete”.

En su sermón del 17 de diciembre de 1983, el Sr. Armstrong indicó que los verdaderos cristianos en la era de Sardis obedecían los Diez Mandamientos de Dios, incluyendo el séptimo día (el Sábado), y seguían la verdad del primer diezmo. “La verdadera Iglesia de Dios ha creído esas tres cosas la mayor parte del tiempo”, dijo él. “Pero muchas de estas otras cosas tuvieron que ser restauradas a la Iglesia, las cuales habían sido perdidas”. ¿A cuáles doctrinas bíblicas se estaba refiriendo él?

En el otoño de 1926, la esposa del Sr. Armstrong, Loma, desafió a su esposo diciéndole que la Biblia ordenaba guardar el Sábado en el séptimo día de la semana, lo que sonó como fanatismo para él. Al mismo tiempo, su cuñada lo confrontó con la teoría de la evolución, diciendo que él era ignorante si no la creía. Estos retos provocaron al Sr. Armstrong a realizar un estudio intensivo para tratar de probarles que ambas estaban equivocadas.

Este estudio duró seis meses, y lo llevó a un resultado que el Sr. Armstrong no esperaba. Él lo explicó de esta forma: “Lo importante es que en este estudio Jesucristo, a través de Su Palabra escrita, abrió mi mente a las principales verdades básicas que Él quería que tuviera para comenzar como Su sirviente” (Las Buenas Noticias, abril de 1980, en inglés). Durante este periodo, Dios le reveló al Sr. Armstrong no sólo la verdad acerca del Sábado y la evolución, sino también muchas otras verdades bíblicas pilares.

Estas “verdades básicas principales” fueron el fundamento de lo que llegaría a ser la próxima era profetizada de la Iglesia de Dios descrita en Apocalipsis 3:7-13: la era de Filadelfia. Y eran, como se dio cuenta más tarde el Sr. Armstrong, verdades que Dios reveló específicamente para cumplir la profecía de Cristo de un tipo Elías del tiempo del fin, ¡restaurando todas las cosas en preparación para Su segunda venida!

¿Cuáles son las verdades que restauró este Elías del tiempo del fin?

Verdades restauradas

En Su famosa profecía del Monte de los Olivos, Jesucristo dio más señales específicas de Su Segunda Venida. Una fue esta: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14). Considere cuidadosamente: Cristo dijo que predicar el verdadero evangelio alrededor del mundo sería una señal del tiempo del fin. ¡Eso significa que este mensaje no fue ampliamente predicado durante los 2.000 años transcurridos desde que Cristo pronunció estas palabras!

Esto nos dice que, aunque el “cristianismo” floreció de diversas maneras a lo largo de esos siglos, no estaba publicando “el evangelio del reino” que Cristo predicó. Se han predicado muchos evangelios falsos.

Pero el verdadero mensaje del evangelio de Cristo ha sido suprimido la mayor parte del tiempo.

Sin embargo, en el siglo xx, ¡Dios reveló toda la verdad acerca del verdadero evangelio para que pudiera ser predicado en este tiempo del fin, en cumplimiento de la profecía de Cristo! El verdadero evangelio es la primera y quizás la más importante de las “verdades restauradas” que enseñó el Sr. Armstrong. Él divulgó ese evangelio alrededor del mundo en el programa de televisión World Tomorrow (El Mundo de Mañana), lo publicó en la revista Plain Truth (La Pura Verdad), escribió libros y folletos leídos por millones de personas, e hizo visitas personales a líderes de países en todo el mundo. Ese evangelio del Reino fue predicado en todo el mundo para testimonio a todas las naciones. Esta señal del fin ha sido cumplida.

Usted puede probar desde su propia Biblia lo que es ese evangelio. El Sr. Armstrong escribió un libro entero al respecto, llamado El Increíble Potencial Humano , y con gusto le enviaremos una copia gratuita.

Otras verdades bíblicas importantes que restauró el Sr. Armstrong incluyen el entendimiento acerca de la naturaleza de Dios, el propósito de Dios para los seres humanos, Su inspirador plan para los no cristianos, el significado detrás de la observancia de los días santos, la clave para entender la profecía bíblica, la resurrección, y muchas, muchas otras. Estas eran verdades que la primera era de la Iglesia, fundada por Jesucristo, tenía; verdades que Dios inspiró que fueran registradas en la Biblia. Algunas son trazables a través de las eras subsiguientes de la Iglesia antes de que se perdieran. Pero Dios usó al Sr. Armstrong para restaurarlas todas.

Estas verdades, como se explica en la Biblia, simplemente no estaban siendo enseñadas. La mayoría de las iglesias cristianas ni siquiera consideran, por ejemplo, el plan maestro de Dios para redimir a la mayoría de la humanidad, como la Escritura claramente dice que es Su propósito (1 Timoteo 2:4; 2 Pedro 3:9). Mucha gente cree que miles de millones de almas están condenadas al infierno; otros creen que la salvación puede obtenerse independientemente de las creencias religiosas. La verdad completa e inspiradora de la Escritura sobre este punto fue restaurada por el Sr. Armstrong, como puede leerlo en su libro El misterio de los siglos . Antes del Sr. Armstrong, una persona no podía encontrar una explicación del verdadero significado espiritual de los días santos y cómo ellos iluminan el plan y el propósito de Dios. Esta verdad fue restaurada y es revelada en su folleto Las fiestas santas de Dios . Lo mismo ocurre doctrina tras doctrina.

Este hombre restauró “todas las cosas”, todas las doctrinas fundamentales de la Biblia. Usted puede comprobar de su propia Biblia que Jesús enseñó cada una de estas verdades. Ellas representan un entendimiento extraordinario y riqueza espiritual. Y aún hay un grupo de personas proclamando y viviendo fielmente por estas verdades.

Esta profecía de Mateo 17 es la profecía más crucial en este tiempo del fin. Es la mayor señal al mundo de que la segunda venida está casi aquí”, escribe el Sr. Flurry. “Cristo quiere que esa señal sea visible. Él envió a una personalidad importante en una coyuntura crítica en la historia, un hombre para restaurar todas las cosas. Si quieres estar listo para mi segunda venida, Cristo está diciendo, aprende sobre esas verdades y ve a dónde estén siendo enseñadas y diseminadas” (op. cit).

Dios está haciendo preparativos de una forma detallada para el retorno de Cristo, el evento más grandioso en la historia. Y el acto más crucial de la preparación es la restauración de la verdad dentro de la verdadera Iglesia de Dios.

Si desea más explicación de la profecía de Cristo y una lista más completa de estas verdades restauradas, con escrituras y recursos para un estudio posterior para comprobarlas, entonces lea en línea o solicite una copia gratuita de nuestro nuevo folleto A Pivotal Sign of the End Time [Una señal crucial del tiempo del fin, disponible en inglés] (theTrumpet.com/go/sign).

Estudie sobre este tema. Entienda esta profecía tan crucial del tiempo del fin. Compruebe más allá de toda duda que estamos viviendo en el tiempo del fin. Un hombre como Elías ya ha venido. Ha restaurado todas las cosas a la Iglesia. El terrible Día del Señor está cerca. ¡Y el Jesucristo glorificado está a punto de volver! 

Si a usted le gustaría aprender mas sobre las profecías en Mateo 24, por favor solicite nuestro folleto El Armagedón nuclear está 'a las puertas'.

Armageddon, Ad