Hezekiah%20bulla eilatmazar papyrus
Cortesía de Eilat Mazar/Ouria Tadmor

El significado del sello de Ezequías

01/05/2018  •  de latrompeta.es
El sello oficial del rey judío contiene un mensaje conmovedor para todo el mundo.
 

En 2016, nuestra pequeña institución de artes liberales, el Herbert W. Armstrong College, recibió reconocimiento por un emocionante descubrimiento arqueológico en el sitio de la excavación en el Ofel en Jerusalén. Se trató de un pequeño sello de barro perteneciente a uno de los reyes más grandes en la historia de Judá: el rey Ezequías.

Este pequeño sello de barro tiene un gran mensaje para el mundo, ¡si solo la gente escuchara!

La Universidad Hebrea escribió en una declaración que el descubrimiento “vívidamente trae a la vida las narrativas bíblicas acerca del rey Ezequías y la actividad realizada durante su vida en el distrito real de Jerusalén”.

El sello en realidad fue encontrado en material excavado en 2009. Pero toma tiempo tamizar en húmedo y procesar lo que se descubre en esas excavaciones. En el tiempo del hallazgo, tres personas realizaban la excavación, dos de ellas eran estudiantes del Herbert W. Armstrong College: Brent Nagtegaal y Harley Breth. ¡Así que estuvimos involucrados directamente en lo que se convirtió en un descubrimiento enorme!

La arqueóloga líder, la Dra. Eilat Mazar, y su equipo no se dieron cuenta hasta 2015, pero este sello tiene una inscripción: “Perteneciente a Ezequías [hijo de] Acaz rey de Judá”.

Otros sellos del rey Ezequías han estado disponibles en el mercado de antigüedades desde la década de 1990. Pero su origen es dudoso. El que desenterró la Dra. Mazar en 2009 fue el primer sello de impresión de un israelita o rey judío que alguna vez se haya encontrado en una excavación arqueológica científica.

Incluso fuentes seculares corroboran la existencia del rey Ezequías, y por extensión, la veracidad de la Biblia. El rey asirio Senaquerib, quien invadió Israel y rodeó a Jerusalén, escribió acerca de Ezequías en sus anales. Aun así, descubrir este sello justo en el distrito real de Jerusalén añade pruebas y detalles emocionantes de lo que sabemos acerca de este rey, y nosotros estuvimos involucrados directamente en este descubrimiento.

La historia del rey Ezequías es profundamente inspiradora. ¡De hecho, es extremadamente profética para nosotros hoy! Este sello tiene un mensaje para este mundo que necesita oír desesperadamente.

Una historia con sellos

El sello de Ezequías no es el primer sello de impresión de un noble judío en que hemos estado interesados. En 2005 y 2008, el equipo de la Dra. Mazar desenterró sellos pertenecientes a Jucal y Gedalías, respectivamente. Estos son dos príncipes judíos que persiguieron al profeta Jeremías. Ambos están nombrados en el mismo versículo de la Biblia: Jeremías 38:1. Estos dos sellos corroboran poderosamente el registro que Jeremías escribió.

Milagrosamente, el primer lugar donde se exhibieron públicamente estos dos sellos fue a 11.000 kilómetros de distancia, en Edmond, Oklahoma. La Dra. Mazar estuvo de acuerdo en que el Armstrong Auditorium, ubicado en el mismo campus de las oficinas principales de la Trompeta, sería apropiado para exhibir estos sorprendentes hallazgos arqueológicos, y la Autoridad de Antigüedades de Israel lo aprobó. La exposición “Descubiertos, los sellos de los captores de Jeremías” estuvo abierta para más de 4.000 visitantes, y miles más que acudieron a conciertos en Armstrong Auditorium por más de tres años.

El mismo día en que embalamos los sellos de Jucal y Gedalías para regresarlos a Israel, la Dra. Mazar anunció el descubrimiento del sello de Ezequías. De muchas formas este es un descubrimiento aún mayor, con más significado histórico, que los sellos de los dos príncipes malvados que trataron de asesinar al profeta Jeremías. Ciertamente, es un descubrimiento mucho más inspirador, ¡con un mensaje espectacularmente edificante!

Ezequías y el Templo

Mire lo que Ezequías logró cuando fue rey. En 2 Crónicas 29 muestra que cuando él tomó el cargo a la edad de 25 años, comenzó su reinado de la forma correcta. Rechazó seguir la senda de la idolatría de su padre, el rey Acaz (2 Crónicas 28:22-25). Vio la inmundicia espiritual de su nación e inmediatamente comenzó a eliminar todas las prácticas paganas. Limpió el templo de Dios y ejerció presión sobre el sacerdocio para que se purificaran y sirvieran a Dios de nuevo (2 Crónicas 29:11-27). Se deshizo de la idolatría, y sin ayuda de nadie, ¡puso a la nación de nuevo en curso para adorar correctamente al Dios verdadero! ¡Qué impresionante! Es increíble lo que un hombre puede hacer cuando se compromete celosamente con Dios.

Ezequías condujo al pueblo a retomar la observancia de los días santos. Escribió cartas a todo Judá e Israel para convencerlos de asistir a los servicios de la Pascua y los Días de panes sin levadura en el templo en Jerusalén (2 Crónicas 30:9). Tristemente, muchos del pueblo rehusaron seguir a Ezequías en su causa justa (versículo 10). Pero hubo algunos que se humillaron y vinieron a Jerusalén para guardar los días santos (versículo 11). En sus vidas comenzó a fluir verdadero gozo. El versículo 21 dice que ellos “celebraron la fiesta solemne de los panes sin levadura por siete días con grande gozo”, o “gran deleite” (dice la versión de Moffatt).

¡Esa es la forma de tener gozo en su vida! “Hubo entonces gran regocijo en Jerusalén; porque desde los días de Salomón hijo de David rey de Israel, no había habido cosa semejante en Jerusalén” (versículo 26). Si usted no tiene este gozo en su vida, siga el ejemplo de Ezequías, y ¡sirva a Dios con todas sus fuerzas!

Mire a este mundo. ¿Ve usted grande gozo en Estados Unidos y Gran Bretaña y Judá? No. Uno ve problemas terribles, temores, ansiedades y enfermedades inducidas por el estrés. Hay una causa por cada efecto. La causa de los problemas que afectan a nuestros pueblos es el pecado.

¡Obedezca a Dios! Qué gozo nos da cuando hacemos las cosas ¡de la manera que Dios quiere que se hagan!

Librados de la destrucción

Poner al reino de Judá de nuevo en el carril espiritual fue un trabajo valiente, arduo y difícil para Ezequías. Pero después de eso vino una prueba inmensa.

Asiria era una temible superpotencia en ese entonces. Los ejércitos del rey Senaquerib eran enormes. Ningún ejército físico pudo derrotarlos, ¡ellos aterrorizaban a las naciones! Y comenzaron a moverse hacia las ciudades de Judá (2 Crónicas 32:1). Los judíos eran superados en número ampliamente y no tenían ninguna esperanza de resistir a este intimidante enemigo.

Para entender cuán aterrador debe haber sido el ejército asirio para los judíos, piense en los descendientes modernos de los asirios bajo Adolfo Hitler. El objetivo de Hitler era exterminar a todos los judíos en Europa y, al final, en el mundo. ¡Su antisemitismo fanático surgió de su odio hacia Dios! Dios encargó a los judíos la preservación de Sus oráculos y el calendario hebreo, por eso Satanás uso a Hitler para tratar de exterminarlos. Hitler estuvo cerca de lograrlo, matando a 6 millones de judíos en campos de concentración y causando la muerte de 60 millones de personas en la Segunda Guerra Mundial. La Biblia dice que la máquina de guerra de Asiria será mucho más destructiva la próxima vez. Podemos ver esa profecía confirmada en la proliferación y la escala del armamento avanzado que existe actualmente.

Pero Ezequías respondió a esta crisis acudiendo a Dios y clamando por liberación (2 Reyes 19:1-2). También se hizo amigo cercano del profeta Isaías. No muchos líderes nacionales miran a los hombres de Dios como lo hizo este rey. Ezequías puso esta situación desesperada completamente en las manos de Dios.

Dios escuchó la oración de Ezequías y le dio una respuesta animadora a través del profeta Isaías (versículos 32-34). Ezequías trasmitió esas palabras de aliento al pueblo. “Y puso capitanes de guerra sobre el pueblo, y los hizo reunir en la plaza de la puerta de la ciudad, y habló al corazón de ellos, diciendo: Esforzaos y animaos; no temáis, ni tengáis miedo del rey de Asiria, ni de toda la multitud que con él viene; porque más hay con nosotros que con él. Con él está el brazo de carne, más con nosotros está [el Eterno] nuestro Dios para ayudarnos y pelear nuestras batallas. Y el pueblo tuvo confianza en las palabras de Ezequías rey de Judá” (2 Crónicas 32:6-8). ¡Un líder piadoso puede inspirar a una nación entera a confiar en Dios!

¿Qué hizo Dios? “Así salvó [el Eterno] a Ezequías y a los ciudadanos de Jerusalén de las manos de Senaquerib rey de Asiria, y de las manos de todos demás enemigos; protegiéndolos por todos lados” (versículo 22; Moffatt). Dios envió un ángel de la muerte al campamento asirio en la noche para masacrar a 185.000 soldados (2 Reyes 19:35). ¡Él aniquiló sobrenaturalmente a toda la fuerza asiria que se había reunido contra Jerusalén! Senaquerib regresó a casa en desgracia y finalmente fue asesinado por sus propios hijos (versículos 36-37).

¡Dese cuenta que esto está escrito como un ejemplo para que lo sigamos! La profunda lección de lo que Ezequías logró puede aplicarse a las naciones físicas de Israel hoy. Estos son tiempos de graves pecados nacionales. ¿Cómo podría Jerusalén ser salvada hoy? ¿O Estados Unidos o Gran Bretaña? ¡Ezequías muestra cómo salvar a una nación!

Las alas protectoras de Dios

En el centro del sello de Ezequías hay un círculo pequeño que representa el sol. Y Ezequías lo hizo representar con alas extendidas y orientadas un poco hacia abajo. ¿Qué podría significar un círculo con alas hacia abajo? ¡Simboliza al Dios exaltado y todopoderoso que también es un Dios de amor! ¡Muestra que Dios nos abriga y protege! Cuando enfrentamos tribulación, Dios simplemente nos envuelve en sus alas. Dios incluso le dijo a Ezequías a través de Isaías que Él era como un ave volando sobre Jerusalén, protegiéndola (Isaías 31:5). ¡Él nos rescatará de las pruebas, ya sea que estén relacionadas con la salud, las finanzas, la persecución o incluso con ejércitos invasores! ¡Ese símbolo es impactante!

Ese símbolo apunta a una declaración hecha por Jesucristo en Mateo 23:37: “¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!”. Dios quiere proteger a Su pueblo, como lo hizo con Ezequías. ¡Él los abrigaría si tan solo le obedecieran! Pero ¿qué hacen ellos? ¡Matan a los profetas y apedrean a quienes vienen a ayudarlos!

¿Qué no haría Dios hoy por Jerusalén si los judíos se volvieran a Él como lo hizo Ezequías? ¿Qué cree usted que pasaría con todos los ataques con cohetes y apuñalamientos que han estado ocurriendo allá? ¿Qué haría esto por Estados Unidos y Gran Bretaña?

¡Sus problemas serían resueltos! En esta era de terror, el sello de Ezequías debería resonar con los judíos más que cualquier elección o política o forma de defensa propia. ¡La historia de este gran rey les muestra a los judíos, los otros descendientes del antiguo Israel, cómo resolver nuestros problemas! Si ellos siguieran su ejemplo, Dios haría por ellos exactamente lo que hizo por Judá bajo el rey Ezequías.

Este mundo necesita esperanza. Estamos en tiempos oscuros que están oscureciéndose más. Estamos experimentando ataques terroristas regulares. Los judíos en el Oriente Medio están enfrentando problemas de amenaza nacional, ¡a algunos les preocupa que pudieran perder a Jerusalén! Si usted entiende la profecía bíblica, sabe que los descendientes modernos del imperio asirio que amenazó a Judá de Ezequías están resurgiendo de nuevo, ¡y ellos van a asestar un golpe mortal a Estados Unidos, Gran Bretaña (las naciones de la primogenitura) y el Estado judío (la nación del cetro)! Dios va a usar ese mismo imperio para castigar sobre todo a estas tres naciones, por su rebelión contra Él.

Dios usará a Alemania para purgar a Estados Unidos, Gran Bretaña y Judá del pecado (Isaías 10:5). Los alemanes se están rearmando sutilmente y controlan cada vez más territorio. Están moviendo sus soldados a Oriente Medio.

Nuestros pueblos tienen un inexplicable desdén por la historia. Hace apenas 70 años, el presidente de Estados Unidos, Franklin Roosevelt y el primer ministro británico Winston Churchill, se comprometieron a no permitir que Alemania se levantara de nuevo. Hace apenas unos años, pocas personas hubieran imaginado a Alemania proveyendo armamentos a gran parte del mundo. ¡Sin embrago, hoy ese es uno de los sectores más rentables de su economía! ¡Hoy, Alemania es más poderosa que nunca!

¡Los alemanes están llegando! Los asirios están marchando una vez más. Dios va a corregir a nuestro pueblo. El Mesías viene pronto, ya sea que la gente haga caso a la advertencia o no.

Estoy seguro que ésta es la razón por la cual Dios trajo el sello de Ezequías al centro de atención. ¡Ese sello tiene un mensaje de tremenda esperanza, especialmente para esas tres naciones! A medida que nuestras naciones se encogen de miedo bajo la amenaza del terrorismo islámico, la Iglesia de Dios ve un símbolo de esperanza ante el peligro grave: el sello de Ezequías. La historia de Ezequías realmente muestra a los judíos y las otras naciones de Israel cómo resolver sus problemas. ¡Nos muestra física y espiritualmente cómo ganar nuestras batallas! Es dual, y es principalmente para hoy.

“Oh tú que das buenas noticias a Sion, levántate en el monte alto; Oh tú que das buenas noticias a Jerusalén, levanta tu voz con fuerza; levántala, no temas; di a las ciudades de Judá: ¡Ved aquí al Dios vuestro!” (Isaías 40:9; traducción Jewish Publication Society). Dios ordena a su remanente fiel advertir a Sion (a los laodicenos rebeldes), a Jerusalén (Estados Unidos y Gran Bretaña principalmente) y a Judá. Debemos clamar con toda nuestra fuerza, “¡Ved aquí al Dios vuestro!”. De eso se trata el sello de Ezequías. 

Newsletter_ES