Nuclear

iStock.com/Everlite

El Armagedón nuclear está “a las puertas”

08/10/2018  •  de latrompeta.es
E igualmente lo está, ¡el evento más grandioso que ocurrirá en el universo!
 

Mateo 24 es la profecía más importante que Jesucristo proclamó en Su primera venida. Marcos 13 y Lucas 21 también tienen su versión de esta profecía. Yo creo que Mateo tiene la profecía más completa.

“Y estando [Jesús] sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y que señal habrá de tu venida y del fin del siglo [era]?” (Mateo 24:3).

En respuesta, Cristo interpretó los siete sellos de Apocalipsis 6-8. Los primeros cuatro de estos sellos son referidos a menudo como los cuatro jinetes del apocalipsis, explicados en Apocalipsis 6. (Solicite nuestro folleto, Los cuatro jinetes del Apocalipsis. Toda nuestra literatura es gratis).

En este capítulo Cristo profetizó acerca de una erupción volcánica de muchas crisis en la Tierra, tal como nunca se hayan visto antes, y acerca del nacimiento de una nueva era que surgirá de aquello.

Los siete sellos forman la historia que fluye del libro de Apocalipsis. Este es el resumen: el primer sello revela la religión falsa; el segundo, la guerra; el tercero, la hambruna; el cuarto, la pestilencia; el quinto, la tribulación; el sexto, las señales del cielo; y el séptimo, las siete trompetas.

Si usted entiende estos sellos, ellos lo llevarán paso a paso al retorno de Jesucristo. Él regresa al toque del último de aquellos siete trompetazos. Por lo tanto, la Segunda Venida concluye estos siete sellos.

Aunque ésta contenga muchas malas noticias, ¡esta profecía contiene las noticias más maravillosas imaginables!

Todo gira alrededor de esta profecía. Herbert W. Armstrong la llamó la profecía crucial del Nuevo Testamento. ¡Ésta le revela a usted más de lo que está sucediendo ahora, que cualquier otro capítulo de la Biblia!

La amenaza nuclear

Permítame darle un excelente ejemplo. Corea del Norte está en el foco de atención de los medios de comunicación. Ésta está en la primera plana en los diarios alrededor del mundo. Hay una gran razón de por qué es así.

Después del cuarto jinete del apocalipsis, viene el quinto sello: La Gran Tribulación. ¡Hoy estamos al borde de este abismo nuclear!

Charles Krauthammer escribió: “La crisis con Corea del Norte puede parecer falsa. Pero no lo es. Dado que Pyongyang ha tenido armas nucleares y misiles balísticos por más de una década, ¿por qué el pánico ahora? Porque Corea del Norte está encausada hacia una ruptura nuclear. El régimen ha declarado abiertamente que está apresurándose a desarrollar un misil balístico intercontinental que pueda alcanzar a Estados Unidos, y así destruir una ciudad estadounidense con la presión de un botón por parte de Kim Jong-un” (Washington Post, 20 de abril; énfasis mío a través de todo).

Actualmente, ¡Corea del Norte tiene esos misiles que aparentemente pueden alcanzar una ciudad estadounidense! ¡Todo lo que tiene que hacer Kim Jong-un es presionar un botón y millones de personas morirán! Este es solo un ejemplo de lo que se trata el quinto sello, o la Gran Tribulación.

El artículo continúa: “Algunos debatirán a favor de la disuasión. Si esto ha aguantado a los rusos y a los chinos por todos estos años, ¿por qué no a los norcoreanos? Porque en primer lugar, la disuasión (incluso con un adversario racional como la antigua Unión Soviética), nunca es una cosa segura. Estuvimos muy cerca de una guerra nuclear en octubre de 1962”.

Y segundo, porque el régimen de Corea del Norte es raro en extremo. Es un reino ermitaño gobernado por un dios-rey altamente errático, completamente despiadado y extraño. (…) El régimen es salvaje y cultor; su gente, es robótica”.

¡Pronto, este hombre malvado podría tener 100 bombas nucleares y misiles para destruir a 100 ciudades estadounidenses!

El señor Krauthammer también dijo que los líderes estadounidenses anteriores durante 30 años han estado pateando la lata calle abajo. Pero que ahora, ¡hemos llegado al final del camino!

Esto se pone aún peor. Kim Jong-un comparte su poder nuclear con Irán, ¡la nación patrocinadora número uno del terrorismo en el mundo, por mucho! E Irán tiene un líder religioso que es incluso más raro en extremo (…) un dios-rey altamente errático, completamente despiadado y extraño”. ¡Él cree que una catástrofe nuclear incluso adelantaría la venida de su mesías para gobernar el mundo!

Esa es una falsificación satánica del quinto sello (la Gran Tribulación), y de la Segunda Venida de Jesucristo.

Estos dos hombres han cambiado la ecuación nuclear en este mundo. ¡Ellos disfrutan la idea de una guerra nuclear!

¡Esto no es una fantasía! ¡Este es el mundo real!

“Luego habrá una gran tribulación”

“Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie seria salvo; más por causa de los elegidos, aquellos días serán acortados” (Mateo 24:21-22).

Muchas naciones tienen armas de destrucción masiva, incluyendo bombas nucleares. El profeta Daniel llamó a esto el “cabo del tiempo”, o como lo traduce Moffatt: “la crisis al cierre”; ¡la crisis de todas las crisis!

Todo esto está atado a la Gran Tribulación (el quinto sello). En este sello, Cristo también nos da una visión a la conclusión del séptimo sello; de su regreso. Cristo nos ha advertido repetidamente de los peores tiempos de sufrimiento en la historia humana. Él nos ordena proclamar Su mensaje a este mundo.

¿Cuántos cristianos tradicionales populares prestan atención a Su advertencia? ¿A cuántos líderes cristianos escucha usted hablar de Mateo 24? ¡Este es el mensaje profético más importante que Cristo dio! Ellos hablan continuamente acerca de la persona de Cristo, pero no de su mensaje.

Una tercera parte de la Biblia es profecía. Sin embargo, ¡la cristiandad popular tradicional virtualmente la ignoran! Esto es de lo que el primer sello se trata, ¡el engaño religioso!

Después de la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill escribió: “La humanidad nunca ha estado en esta posición antes. Sin haberse mejorado considerablemente en la virtud, ni del gozo de la dirección más sabia, por primera vez ella tiene en sus manos los instrumentos con los que indefectiblemente puede lograr su propia exterminación”. Ahora podemos exterminar a toda la vida humana. ¡Ese es el gran y máximo logro del hombre!

¿No prueba eso que hay algo terriblemente malo con el hombre? ¡No obstante él aún no se vuelve a Dios!

¿Por qué no están más preocupados los cristianos del mundo acerca de esto hoy día? Estas son palabras de Cristo. ¡Un verdadero cristiano es quien sigue a Cristo!

Esta profecía obviamente es acerca de la guerra nuclear, pero la gente dice, Y qué. ¿Tendrán que experimentarlo antes que ellos digan más que “y qué”? Si no le hacemos caso a alguien como Churchill, seguramente deberíamos hacerle caso a Cristo. Ninguna de Sus palabras fallará.

“El que lee, entienda”

Mateo 24:21-22 está hablando acerca de una guerra nuclear tan devastadora, que ningún ser sobreviviría si Cristo no interviniera y la detuviera.

¿Diría usted que estamos cerca de ese tiempo? Agencias de inteligencia y expertos en defensa dicen que Corea del Norte podría tener ahora el poder para destruir las ciudades más grandes en Estados Unidos. Y todo el mundo sabe que Irán podría convertirse en una potencia nuclear extremadamente pronto. ¡Esto significa que dos hombres locos podrían estar listos para atacar a Estados Unidos con armas nucleares!

Es una simpleza infantil pensar que alguien aparte de Cristo podría detener esta locura nuclear.

Físicamente, nuestra única esperanza es arrepentirnos espiritualmente. Si las naciones se rehúsan a hacerlo, las personas aún pueden arrepentirse y recibir protección; además, ellas se convertirán en reyes y sacerdotes bajo Cristo para siempre. Aquellos quienes ya se han arrepentido son reyes y sacerdotes en embrión (Apocalipsis 1:6).

Esta demencia nuclear es también parte de la señal de la Segunda Venida y la señal del fin de la era, ¡cuando Cristo salvará a la humanidad de la total autodestrucción!

El daño nuclear real no es infringido por estos dos hombres malvados, sino principalmente por la “abominación desoladora” que Cristo describió en Mateo 24:15. Esta abominación será la mayor fuerza que ponga en peligro la vida de toda persona en la Tierra. Pero será muy tarde para hacer algo cuando usted en realidad vea la abominación, a menos que usted se haya preparado espiritualmente. ¡Dios quiere que entendamos lo que Daniel y otros profetas enseñan acerca de estos eventos que llevan a la abominación que hace desolación con sus bombas nucleares! Luego, paso a paso, podemos rastrear todas las profecías y eventos que apuntan a esa señal hasta el regreso de Cristo.

Aunque no sabemos ni el día ni la hora, sabemos cuándo esto estará a la puerta (versículos 36, 33). Dios dice que vigilemos los eventos (versículo 42). Los eventos fechan estas profecías. Dios dice que dejemos que quienes leen esto entiendan, o ellos estarán en problemas, porque nosotros “huiremos a las montañas” (versículo 16). Sea juicioso con su obediencia a Dios. Dios dice que usted debe tener suficiente fe para que cuando vea todo esto, ¡corra por su vida!

Si Dios no interviene, no quedará nadie con vida en este planeta. La buena noticia es que Él acortará ese tiempo y nos salvará con vida. Pero Él se esperará el suficiente tiempo para que la gente aprenda que no pueden gobernarse a sí mismos. El hombre no sabe el camino de la paz. Dios sí lo sabe, y si usted guarda su ley de amor, ¡ésta le traerá gran gozo y paz a su vida! 

Armageddon, Ad