Reciba nuestro Boletín de avisos gratuitamente una vez por semana.

210129 donald%20trump gettyimages 1230692554%281%29

(PETE MAROVICH - POOL/GETTY IMAGES)

Por qué sigo creyendo que Donald Trump va a volver

La toma de posesión de Joe Biden no es el fin de la historia.

El título de mi artículo de portada de la edición de enero de 2021 fue “Por qué Donald Trump seguirá siendo el presidente de EE UU”. Sin embargo, el 20 de enero el Sr. Trump se despidió de Washington, voló a Florida, y Joe Biden fue inaugurado presidente.

He recibido algunas críticas por lo que escribí. Tal vez algunas de ellas estén justificadas. Cometí un error, y no quiero actuar como si no hubiera ningún error. Entiendo por qué algunas personas estaban confundidas o molestas.

Sin embargo, quiero que recuerde lo que escribí en ese artículo. No me estoy retractando de ello.

Lo que pasó en EE UU en esa inauguración no es el final del asunto.

Dios profetiza en la Biblia, ¡y Sus profecías son seguras! (2 Pedro 1:19). Sin embargo, generalmente Él no muestra todo el cuadro o la imagen en detalle de una sola vez. A menudo habla de forma codificada, y sólo revela ese código más tarde.

Dios sabe lo que está haciendo, y ciertamente puede corregirme si necesita hacerlo. Él es perfecto, pero Sus siervos cometen errores. Hebreos 5:2 dice que Sus ministros están “rodeados de debilidades”. Yo cometo errores, y los cometeré en el futuro. No estoy tratando de defenderme, pero estoy defendiendo a Dios y la fe en Dios.

La palabra “seguirá” es una parte importante de ese artículo y su título. Me disculpo por crear confusión allí. Pero quiero mostrarle, que, aunque el Sr. Biden esté ahora en la Casa Blanca, escribir “Por qué Donald Trump seguirá siendo el presidente de EE UU” podría no ser realmente un error.

Dos profecías seguras

Basé mi pronóstico sobre el presidente Trump en dos pasajes proféticos que he enfatizado reiteradamente en los últimos cuatro años. Yo que estas profecías se cumplirán, estoy 99,9% seguro que mi comprensión de ellas es correcta, ¡y cualquiera puede comprobarlas!

Una de ellas se encuentra en Amós 7. Hemos estado observando esta profecía desde junio de 1990, en la segunda edición de la Trompeta que produjimos (edición en inglés). Habla de un tiempo en el que Dios se prepara para medir la destrucción de Israel del tiempo del fin, es decir, Estados Unidos y Gran Bretaña, y Él dice, “no lo toleraré más” [ya no pasaré más por ellos, versión King James] (versículo 8). Esto es justo antes de la severa corrección que viene sobre estas naciones si no se arrepienten. Están recibiendo su última advertencia.

La última parte del versículo nueve dice que se trata de “la casa de Jeroboam”. El versículo 10 dice: “Entonces el sacerdote Amasías de Bet-el envió a decir a Jeroboam rey de Israel…”. El versículo 11 sigue: “Porque así ha dicho Amós: Jeroboam morirá…” (Esto no es precisamente lo que dijo Amós, vea el versículo 9). El versículo 12 describe un mensaje de Jeroboam que Amasías entrega al pueblo de Dios. Luego el versículo 13 habla de la capilla del rey, hablando del rey Jeroboam. A partir del versículo 14 trata de la Gran Tribulación, el tiempo de sufrimiento que le pone fin a la era del hombre.

Así que todo el contexto de Dios diciendo que ya no pasaré más por ellos (ya no los toleraré) es en el tiempo de un “Jeroboam”—quien es un anti-tipo del rey Jeroboam ii de Israel, y que yo he reconocido que es Donald Trump (solicite mi folleto gratuito Great Again para entender y comprobar este importante punto [disponible en inglés]). Usted puede leer Amós 7 y ver que se ve como un sólo evento fluido. No hay ningún indicio de una interrupción o pausa en el reinado de Jeroboam. Así que usted puede ver por qué escribí el artículo como lo hice. Toda la línea de tiempo parece ser de Jeroboam.

Esto es claramente una profecía del fin de esta nación, y Jeroboam está en el poder. Esta parte de la profecía no se ha cumplido aún. Así que, basándonos sólo en esta profecía, podemos estar seguros de que tarde o temprano, Dios hará que Donald Trump vuelva al poder. Por mucho que la izquierda radical quiera que sea de otra manera, Jeroboam no se ha ido de la escena.

Dios envió al presidente Trump para específicamente con ese mal, y salvar a Israel temporalmente. Ese trabajo no está completo aún.

La segunda profecía que he destacado está en 2 Reyes 14:26-27 que dice: “Porque [el Eterno] miró la muy amarga aflicción de Israel; que no había siervo ni libre, ni quien diese ayuda a Israel: y [el Eterno] no había determinado raer el nombre de Israel de debajo del cielo; por tanto, los salvó por mano de Jeroboam hijo de Joás”.

Aquí está Jeroboam ii de nuevo. Este pasaje es la historia sobre este rey —pero también es profecía. Está en la sección de la Biblia llamada los profetas antiguos. Fue canonizada por un profeta y preservada por miles de años para nosotros hoy. ¡Es profecía! El contexto y el vínculo con la profecía de Amós 7 nos dejan claro que el presidente Trump es un Jeroboam del tiempo del fin.

“Israel” aquí se refiere a las naciones modernas que descienden del antiguo Israel. ¡Alguien está tratando de borrar de toda la Tierra el nombre de Israel! Ese es alguien motivado por el diablo, que odia a Dios y trabaja continuamente para tratar de socavar y subvertir todo lo que Dios hace. (Lea mi artículo del mes pasado, “Barack Obama en la profecía bíblica”).

El diablo ha utilizado con éxito a la izquierda radical para atacar a EE UU, la superpotencia del Israel del tiempo del fin. Pero Dios intervino y lo detuvo, temporalmente, por mano del presidente Trump. Eso los ha enfurecido aún más. Han cometido múltiples actos de traición tratando de arruinar al presidente Trump con constantes condenas, espionaje, una investigación criminal (sin fundamento) de tres años y un juicio político [impeachment]. Estos ataques se basaron en mentiras grotescas, ¡y ellos lo sabían pero no les importó! ¡Ésa es una maldad diabólica!

Dios envió al presidente Trump para lidiar específicamente con ese mal, y salvar a Israel temporalmente. Ese trabajo aún no ha terminado. Por lo que eso también demuestra que él va a volver.

¿Por qué no hay una brecha en la profecía?

Las encuestas muestran que más del 70% de los republicanos cree que las elecciones fueron robadas, ¡y unos 75 millones de personas votaron por el Sr. Trump! Muchos demócratas también creen que fueron robadas; y creo que muchos de ellos saben que así fue.

Yo mismo creo que las elecciones fueron robadas. ¡Y también creo que Dios tiene algo que decir sobre esas elecciones robadas!

Aquí hay una importante cuestión a considerar: ¿Por qué no hay ningún indicio en la profecía de Amós 7 sobre la existencia de un quiebre o una pausa en el reinado de Jeroboam? ¿Por qué la profecía no nos dice que esta presidencia se perdería y que luego de alguna manera sería restaurada? Usted tiene que darse cuenta que Dios está involucrado en esta presidencia de Trump. Dios Mismo envió al Sr. Trump para salvar a Israel y evitar que el nombre de Israel fuera borrado debido a la gente dirigida por el diablo.

¿Será posible que esta profecía no mencione un intervalo porque, para Dios, no hay ninguna pausa ahí?

Hay muchas pruebas de fraude electoral. Los demócratas pasaron los cuatro años del mandato del presidente Trump tratando de derrocarlo, y aquí finalmente tuvieron éxito. Pero las cortes no querían estar involucradas (lea en este número, “El juicio quebrantado de EE UU”). Los políticos y los medios de comunicación hicieron lo mejor posible para ocultarlo. Pero Dios lo vio todo. Él es el único que sabe con precisión lo que ocurrió.

¿Nos está mostrando Dios que las elecciones fueron robadas al mantener el flujo sobre Jeroboam en esta profecía? ¡Quizás Él ve al Sr. Trump como si todavía fuera el presidente de Estados Unidos!

La perspectiva de que las elecciones fueron robadas tiene mucho más peso, ¡si así es como Dios Mismo lo ve! ¡Creo que ésta es la forma en que Dios nos dice que las elecciones fueron robadas! Otras personas tendrán que estudiar esto y decidir por sí mismos lo que piensan al respecto. Cada uno de nosotros tiene que hacer un juicio y caminar por su fe.

La falta de una pausa ahí podría decir mucho sobre el peor acto de traición de todos: el de robarse la elección. La izquierda radical tiene un historial de engañar, robar y mentir. ¡Mentir es su modus operandi! ¡Cualquiera que actúa de esa manera muestra que su padre es el diablo! (Juan 8:44). La Constitución de EE UU nunca tuvo la intención de funcionar para esas personas. Fue hecha para un pueblo moral y religioso —no para un pueblo que miente, que engaña, roba y comete violencia.

No estoy tratando de defender mi error (si es que fue un error), pero creo que hay una razón por la que Dios me permitió escribir ese artículo de esa manera. Porque me llevó a Amós 7 otra vez y me hizo hacerme algunas preguntas. Si hay una brecha en el gobierno de Trump, ¿por qué Dios no incluyó al menos una palabra o dos al respecto? No hay nada sobre eso en Amós 7 que yo pueda ver. ¿No es esa la clase de mensaje de Dios diciendo que el Sr. Trump aún es el presidente? Y si se comprueba pronto que las elecciones fueron robadas, y Dios se asegura de exponerlo ante el mundo, ¿no haría eso presidente al Sr. Trump?

Hay una ironía en todo esto. Que el título de “Por qué Donald Trump seguirá siendo el presidente de EE UUpodría estar correcto. Si el Sr. Trump ganó la elección, y Dios lo respalda, ¿no sería correcto ese título? Si Dios dice que él es el presidente, ¿quién va a contradecir a Dios?

El expresidente Obama felicita a Joe Biden después que fue juramentado como presidente. (Crédito: Olivier Douliery/afp/Getty Images)

Ahora el Sr. Obama tiene dominio otra vez. Y él tiene un tremendo control en esta nueva administración.

Me siento apenado por las personas que se disgustaron o se molestaron, pero está bien si Dios tiene algo que está tratando de transmitirles. ¡Nunca tenemos que disculparnos por Dios! Él siempre está en lo correcto en cada profecía y cada palabra de la Biblia. Si nosotros cometemos un error, debemos darnos cuenta y disculparnos. Soy un ser humano imperfecto. Todos vamos a cometer errores. Pero quizás este error es un poco diferente de otros errores. Quizás nos llevó a comprender algo muy vital que necesitamos.

Algunas veces Dios hace cosas de forma muy diferente a la que nosotros lo haríamos. Después de todo, Él tiene que llamar nuestra atención. Él sabe cómo transmitir Su mensaje.

Incluso viéndolo de la forma que estoy hablándolo, alguien podría decir, que Flurry cometió un error de cuatro años en su profecía. Pero los apóstoles del primer siglo pensaban que Jesucristo volvería en su tiempo. ¡Entonces ellos estaban 2.000 años errados en su pensar! ¡Y ciertamente fueron mucho más grandes en hacer la Obra de Dios de lo que yo jamás seré! Esto muestra que hay mucho que no sabemos, así que tendremos que esperar y dejar que Dios nos lo muestre.

Terminando la Obra de Dios

Una cosa sí es segura: que Dios va a traer de vuelta al Sr. Trump. Sabemos que regresará; ¡está en la profecía! Es sólo cuestión de cuándo. Sucederá a lo más en cuatro años; pero no puedo concebir que tarde tanto como eso. Podría ser mucho más rápido; ya lo veremos.

¿Por qué? Porque con los radicales en el poder, ¿cómo podríamos terminar la Obra de Dios? Cuando el diablo motiva a la gente, ¡la Obra de Dios es su objetivo número uno! Dios ya tuvo que intervenir y detener el mal que estaba ocurriendo, o el nombre de Israel habría sido borrado, y la Obra de Dios está en el corazón de ese nombre de Israel. Al diablo le gustaría más que nada deshacerse de nosotros.

Y vea cómo la izquierda está usando ahora su poder en los medios, las compañías tecnológicas y las redes sociales, ¡para silenciar a cualquiera que no esté de acuerdo con ellos! De una manera alarmante están tomando medidas contundentes, ¡contra la libre expresión!

¡Cuántos de nuestros antepasados no tuvieron que morir para asegurarnos la libertad de expresión y la libertad religiosa! Pero si la izquierda radical sigue en el poder por cuatro años, ¿cómo podría esta obra escapar de su ira? Sólo gracias a la protección de Dios.

Creo que aquellos que ahora están al cargo, ¡se robaron las elecciones! ¿Con qué clase de gente estamos tratando?

¡Tenemos que reconocer que la izquierda radical está interfiriendo con el plan de Dios! ¡Aquellos criminales que ayudaron a robarla están luchando contra el Dios viviente! Usted puede estar seguro de que Dios no permitirá que esto ocurra. El mensaje de advertencia de Dios va a difundirse. ¡Dios no dejará que borren esta obra ni nuestro mensaje, porque tenemos un trabajo que hacer! Dios abre puertas que nadie puede cerrar, y Él las cerrará cuando necesiten ser cerradas. Así que lo pondremos en las manos de Dios, y simplemente confiaremos en Él.

El presidente Donald Trump habla a sus seguidores cerca de la Casa Blanca el 6 de enero. (Crédito: BRENDAN SMIALOWSKI/AFP via Getty Images)

Vea cómo la izquierda está usando ahora su poder para silenciar a cualquiera que no esté de acuerdo con ellos.

Yo espero que el Sr. Trump regrese pronto, pero no sé cómo Dios hará que suceda. Si esta obra va a sobrevivir y Dios lo hace de la forma que lo ha hecho en el pasado, vamos a necesitar algunos milagros poderosos.

Si Dios cree que las elecciones fueron robadas, Él debe tener un plan para cuidar de aquello; quizás mucho antes de cuatro años. Podrían ser cuatro semanas, o cuatro días, no lo sé. Dios está involucrado en esto. Aún creo que Él está a punto de sacar a la luz de forma masiva cómo la elección fue robada, y otros delitos que está cometiendo la izquierda radical. Yo no sé qué hará Dios, pero Él podría exponer todo esto muy pronto; ¿y luego qué ocurre? Si la elección le fue robada al Sr. Trump, entonces todo debería fluir hacia él siendo el presidente de vuelta. El tiempo dirá si estoy en lo correcto o equivocado.

Amós 7:10 habla de un tiempo cuando “la tierra no puede sufrir todas sus palabras”. Eso quiere decir que Dios tiene un mensaje poderoso ahí. Nadie puede detener ese mensaje; eso es claro. Tenemos un mensaje que entregar, y Amasías (un líder espiritual inspirado por Satanás), estará ayudando a Jeroboam. Eso indica por qué esta “salvación” es tan temporal. Porque si Jeroboam no se arrepiente, ni sus seguidores, entonces Dios va a tener que corregirlo.

En el versículo 13, Amasías le dice al profeta de Dios, en nombre de Jeroboam: ¡“No profetices”! Esta figura espiritual ya le ha dicho esto antes a la Obra de Dios (solicite nuestro libro gratuito Raising the Ruins [Levantando las ruinas] para aprender más. Disponible en inglés), pero nosotros prevalecimos porque le creímos a Dios y confiamos en Él. Aun así, Amós 8:11 muestra que finalmente habrá hambre de la Palabra de Dios en la Tierra, cuando el pueblo de Dios sea llevado a un lugar de seguridad.

¡Dios ha dicho que Él pasará por última vez! O la gente recibe este mensaje ahora y se arrepiente, o Dios los lanzará a la Gran Tribulación.

Mundo de fantasía

La izquierda radical está cometiendo actos diabólicos, y aun así muchos republicanos no quieren defender al presidente Trump en su mayor crisis jamás. Son débiles de corazón, ese es el gran problema, creo yo. O quizás tienen ambiciones políticas que quieren mantener. Cualquiera que sea el caso, ¡la perspectiva de Dios prevalecerá! Eso lo sabemos.

El expresidente George W. Bush asistió a la investidura del Sr. Biden, junto con Bill Clinton y Barack Obama. Él dijo: “Creo que el hecho de que nosotros tres estemos aquí hablando sobre una transferencia de poder pacífica habla de la integridad institucional de nuestro país”. ¿No es eso maravilloso? La elección fue robada, ¡pero nuestras instituciones tienen tanta integridad! ¡Qué falsedad! ¿Acaso no puede ver este hombre que si dejan las cosas como están, la izquierda se aseguraría de que sus enemigos políticos nunca ganaran otra elección? Gracias a Dios, Él va a detener esta tragedia horrible.

El expresidente Clinton dijo que él y el Sr. Bush “están tratando de regresar a la normalidad, a lidiar con desafíos fatalmente anormales y hacer lo que hacemos mejor, que es tratar de hacer una unión más perfecta. Son tiempos emocionantes”. ¿Qué tipo de líderes son éstos? Él está hablando de hacer una unión más perfecta, ¡mientras EE UU está a punto de perderlo todo!

El Sr. Bush le dijo al Sr. Biden, “Sr. Presidente, estoy vitoreando por su éxito. Su éxito es el éxito de nuestro país, y que Dios le bendiga”. ¡Qué fantasía! ¿Traerá el Sr. Biden éxito a la nación? Usted sabe que no, ¡y el presidente Bush debería saberlo! ¿No ha visto lo que estas personas han estado haciendo por los últimos cuatro años? ¿Tiene él alguna idea del daño y estragos que le han causado a EE UU?

Esos líderes ahora están tildando a los 75 millones de votantes de Donald Trump como “terroristas domésticos” ¡y repiten esta mentira incesantemente! Están expandiendo su poder rápidamente para aplastar toda oposición. Acusan a millones de estadounidenses de ser nacionalistas blancos y supremacistas blancos, ¡y cada vez más gente está llegando a creerlo! ¡Esto no presagia nada bueno para el futuro de las Américas!

El Sr. Obama dijo: “Joe, estoy orgulloso de ti, y tú y Kamala necesitan saber que nos tienen a todos aquí apoyando tu éxito, teniéndolos en nuestras oraciones. Y estaremos disponibles en cualquier forma que podamos (como ciudadanos) para ayudarlos a guiar a nuestro país. Que Dios te acompañe”. Como expliqué en mi artículo sobre “Barack Obama en la profecía bíblica”, este hombre dirige todo el espectáculo. Él viene como un ángel de luz, ¡pero es una irrealidad total!

Esta nación está lista para morir. Estados Unidos está siendo inundado de malas noticias, y Dios está advirtiendo que está a punto de ponerse peor. Pero la gente no escuchará. ¡Están jugando juegos tontos! Están alabando esta “transferencia pacífica de poder”, cuando la realidad es que la izquierda ha determinado tomar el poder de una forma u otra, ¡sea pacífica o no!

¿Cuándo verán los republicanos que estamos en una guerra mortal?

El presidente Obama ha estado llevando a la izquierda radical hasta el punto de “borrar el nombre de Israel”, y Dios envió a Donald Trump para detenerlo. ¡Ahora el Sr. Obama tiene dominio otra vez! Y él tiene un tremendo control en esta nueva administración. Yo no creo que el Sr. Biden tenga una pasión por borrar a Israel; es del Antíoco del tiempo del fin de quien tenemos que preocuparnos, ¡porque él está motivado por el diablo! ¡Con esto es con lo que estamos lidiando! Los republicanos podrán esforzarse para conseguir que los de izquierda radical los amen, ¡pero no van a conseguir nada más que odio y mentiras de ellos! ¡Eso es todo lo que uno va a conseguir del diablo! ¡Ese es su modo de vivir!

Más de la profecía de Amós

Vea el contexto de esa profecía elemental de Amós 7. El capítulo anterior muestra la nefasta realidad que estamos enfrentando: “¡Ay de los reposados en Sion, y de los confiados en el monte de Samaria, los notables y principales entre las naciones, a los cuales acude la casa de Israel! (Amós 6:1). Esto está hablando sobre la Iglesia de Dios, pero también aplica a los “principales entre las naciones”, especialmente Estados Unidos, Gran Bretaña y la nación judía.

En esta profecía Dios condena a “vosotros, que dilatáis el día malo, y acercáis la silla de iniquidad” (versículo 3). Nuestras naciones están siendo asediadas por las crisis, ¡pero estas personas actúan como si todo estuviera bien! La Tribulación se cierne pero ellos insisten en que está lejos en el futuro y que no hay de qué preocuparse.

A pesar del horror inminente, ellos serenamente “duermen en camas de marfil, y reposan sobre sus lechos; y comen los corderos del rebaño, y los novillos de en medio del engordadero; gorjean al son de la flauta, e inventan instrumentos musicales, como David; beben vino en tazones, y se ungen con los ungüentos más preciosos; y no se afligen por el quebrantamiento de José” (versículos 4-6). Aquí José se refiere a Manasés y Efraín; o sea, EE UU y Gran Bretaña. ¡Estas naciones están en profunda aflicción! Están plagadas de violencia, crimen, quiebre familiar, drogas, pornografía, música pervertida, estructura financiera al revés y desintegración social. Sin embargo, los líderes no están afligidos; ¡están pasándola muy bien! Sólo quieren su vino y sus placeres. ¡Mejor sería no haber vivido nunca, si eso es todo lo que uno tuviera por lo cual vivir! A ellos nos les preocupa la gente o el futuro de la nación. Tienen lo que quieren, así que actúan como si todo estuviera bien; ¡cuando en realidad nada está bien y todo está mal!

“[El Eterno] el Señor juró por sí mismo, [el Eterno] Dios de los ejércitos ha dicho: Abomino la grandeza de Jacob, y aborrezco sus palacios…” (versículo 8). ¡Dios abomina todo lo que son estas personas! ¡Esa es una declaración fuerte! Dios odia sus palacios y altos estilos de vida, ¡y su falta de preocupación por la aflicción de las naciones!

El versículo 7 muestra que nuestras naciones están profetizadas a ser llevadas en cautiverio. ¡Los versículos 9 y 10 hablan sobre un holocausto nuclear! ¡Así de serios son estos tiempos! ¡Éste es el futuro de las tres naciones que mencioné anteriormente si no se arrepienten!

¡Vienen tiempos terribles! Pero de muchas formas, es emocionante, porque vamos a ver más y más de las profecías de Dios cumplidas. Él va a traer de vuelta a Jeroboam por un tiempo, para terminar su parte en los eventos proféticos. Dios va a continuar el trabajo de salvar a EE UU temporalmente a través de ese hombre. Pero será sólo temporalmente; y luego, en seguida de todo esto, ¡Jesucristo va a regresar!

Cristo promete traer la verdadera justicia a la Tierra. Él va a eliminar el mal, y va a convertir a muchas de estas personas que están cometiendo tales atrocidades hoy. ¡Él va a llenar el mundo con Su maravillosa verdad! Va a ser hermoso y maravilloso, y será de esa manera para siempre; ¡aquí y hacia todo el universo! ▪


ESTADOS UNIDOS BAJO ATAQUE

¿Está usted preocupado sobre hacia dónde está dirigiendo el país la administración actual? ¿Y sobre si la nación puede o no sobrevivir los próximos cuatro años? La situación está peor de lo que usted piensa, y sólo existe una forma para solucionar este problema gigantesco.